Rinoplastia en Miami

Introducción

Rinoplastia in Miami
Ver Fotos Antes y Después

La Rinoplastia o cirugía plástica de la nariz, es el procedimiento quirúrgico que implica cambios en la forma y medida de la nariz. La cirugía requiere remodelar los huesos y cartílagos nasales para lograr una nariz balanceada y armoniosa que concuerde con las características faciales de la persona.

La Rinoplastia se popularizó a fines del siglo XIX, cuando los cirujanos de Europa y América extendieron y desarrollaron la cirugía rinoplástica. La “apariencia” resultante de la rinoplastia ha evolucionado con el tiempo. En los sesenta, la gente pedía con frecuencia narices respingadas, narices que lucieran esculpidas y muy finas (Figura 1). Hoy en día, las personas buscan cirujanos que sean capaces de crearles una nariz que se vea natural y no impostada. Creo que una nariz ideal debe armonizar con la cara y resaltar los ojos (Figura 2a, 2b).

Rhinoplasty

Figure 1

Ejemplo de rinoplastia realizada en los ’70, con una apariencia “respingada”.

Rhinoplasty

Figure 2a, 2b

Ejemplo de rinoplastia femenina realizada por el Dr. Bustillo, muestra el resultado natural que la paciente luce ahora. 2a antes, 2b después.

La operación de rinoplastia puede resultar una mejora sorprendente en la apariencia general de una persona. Sin embargo, hay límites para lo que se puede lograr con la cirugía. Existen limitaciones técnicas que pueden deberse al tamaño total, la forma y la piel de la nariz. Además, no hay que olvidar que la función principal de la nariz es respirar. Por ejemplo, un afinamiento exagerado de la nariz va en detrimento de la respiración.

Mi filosofía personal respecto a la rinoplastia se ha actualizado con la fusión del oficio que aprendí de mis maestros y mi experiencia personal después de haber realizado cientos de cirugías nasales. Ha evolucionado, como todos los procesos culturales. Yo aprendo todos los días al evaluar cada uno de mis resultados quirúrgicos. Me esmero continuamente en lograr un resultado natural, que acompañe al paciente a lo largo de toda su vida.

Rinoplastia Cerrada vs Abierta

Rhinoplasty

Figure 3

Un ejemplo de rinoplastia realizada por abordaje cerrado.

Durante los últimos quince años se ha producido un gran debate sobre si la operación de rinoplastia se debe realizar de forma abierta o cerrada (Figura 3). Sin embargo, estas son solamente formas de abordaje. Se llaman abordajes porque son simplemente el método que usa el cirujano para evaluar las zonas de la nariz que necesitan alteraciones. Estas no son técnicas. Las técnicas son los métodos que usa el cirujano para cambiar o alterar zonas específicas de la anatomía de la nariz.

La “abierta” o de abordaje externo, implica una incisión en la columela, o la columna existente entre las narinas (Figuras 4, 5, 6, 7). La “cerrada” o de abordaje endonasal, consiste en una serie de incisiones dentro de la nariz. No hay una forma de abordaje mejor que la otra; son diferentes y cada una de ellas se utiliza para diferentes tipos de narices. Realizar la operación de una u otra forma no garantiza un mejor resultado. Por el contrario, creo que hay narices que se pueden tratar mejor con un abordaje cerrado y otras a las cuales les sirve más un abordaje abierto. Yo realizo abordajes abiertos o cerrados, de acuerdo con la nariz del paciente.

Rhinoplasty

Figure 4

Incisión para una rinoplastia abierta.

Rhinoplasty

Figure 5

Ejemplo de rinoplastia abierta realizada por el Dr. Bustillo.

 

Rhinoplasty

Figure 6

Resultados Antes y Después de una incisión columelar bien curada (Dr. Bustillo).

Rhinoplasty

Figure 7

Resultados Antes y Después de una incisión columelar bien cicatrizada (Dr. Bustillo).

Por ejemplo, una nariz con una punta perfecta y una pequeña giba, se puede tratar mejor con un abordaje cerrado para reducir la giba (Figura 8, 9). La ventaja en este caso es que la punta no se distorsiona, la cirugía es menos agresiva y la recuperación es más rápida.

Rhinoplasty

Figure 8,9

Fotos de los resultados Antes y Después de un paciente masculino con una giba dorsal que devino en una rinoplastia “cerrada” realizada por el Dr. Bustillo.

Una nariz con una punta débil y ancha y una giba, es mejor tratarla con un abordaje abierto. Se puede fortificar y afinar la punta con suturas en la cúpula, y reducir la giba. La ventaja es que todos los elementos afectados pueden controlarse y se logra un resultado excelente.

Como todas las narices son diferentes y la operación de rinoplastia debe ser individualizada para cada paciente, creo que el cirujano rinoplástico debe ser versátil y capaz de realizar las dos formas de abordaje, la “abierta” y la “cerrada”.

Rinoplastia Estructural vs Rinoplastia Convencional

Durante la última década se hicieron grandes avances en el arte y la ciencia de la rinoplastia. En el pasado, la rinoplastia se realizaba en forma convencional. De hecho, todavía hay muchos cirujanos que la realizan de esta manera. En la rinoplastia convencional, el cirujano remueve mucho hueso y cartílago para lograr una nariz más pequeña. La punta de la nariz se reduce cortando y removiendo parte de los cartílagos. En esencia, se debilita y destruye el armazón estructural de la nariz. La mayoría de estas narices tienen una apariencia satisfactoria en el período del posoperatorio inmediato, pero su forma puede continuar cambiando durante varios años (Figura 10). Esto ocurre en la medida en que las curaciones y las cicatrices sostienen una nariz que ha perdido su soporte estructural. Lo más frecuente es que el resultado final sea una nariz con apariencia quirúrgica. Además, la remoción de los cartílagos de la punta de la nariz puede llevar a severas dificultades respiratorias que pueden ser muy difíciles de corregir.

Rhinoplasty

Figure 10

Ejemplo de un paciente después de una rinoplastia convencional realizada por otro cirujano. Nótese la pobre definición de la punta y la retracción de la aleta.

La experiencia ha enseñado a los cirujanos de la rinoplastia moderna que la simple remoción de los cartílagos de la punta de la nariz puede derivar en complicaciones funcionales y estéticas. Las técnicas avanzadas de la rinoplastia actual evitan la remoción de importantes elementos estructurales de la nariz. En vez de remover cartílago, yo lo remodelo utilizando técnicas especializadas. Con el uso de suturas especiales, los cartílagos de la punta de la nariz se remodelan para lograr una forma más definida. Esta técnica proporciona resultados más predecibles porque las suturas permiten al cirujano controlar la forma exacta. Con suturas en diferentes lugares de los cartílagos de la punta de la nariz, el cirujano puede cambiar la forma del cartílago sin removerlo ni cortarlo.

Injertos

Desde que comencé la práctica, utilizo técnicas avanzadas para mejorar el armazón estructural de la nariz. Una de las técnicas que empleo a veces en rinoplastia es el uso de injertos. Los injertos son elementos estructurales hechos con tejido vivo, por lo general cartílago. Pese a que no todas las rinoplastias requieren injertos, en algunos casos sí lo necesitan para alcanzar un buen resultado. Los injertos deben modelarse con bordes lisos y redondeados para evitar que se noten.

El cartílago puede obtenerse o extraerse del septo o tabique nasal, que está dentro de la nariz. Si el paciente ha tenido unasepto plastia previa, extraigo cartílago de la oreja, a través de una pequeña incisión oculta detrás de la oreja. Esta no cambia de forma ni apariencia tras la extracción de cartílago.

Piel y Tejido Blando

RhinoplastyRhinoplasty

Figure 11a, 11b

Antes y Después de una rinoplastia realizada por el Dr. Bustillo en un paciente de piel fina. Nótese la definición excelente de la punta.

La piel y el tejido blando que cubren el hueso y el cartílago son un componente anatómico importante de la nariz. Comprender su importancia en la rinoplastia es crucial. Los pacientes de piel fina pueden alcanzar una definición de la punta de la nariz relativamente buena (Figura 11a, 11b). De hecho, tomo muchas precauciones para que todos los bordes de cartílagos y huesos sean redondeados, de modo que no haya bordes afilados. Evito el uso de ciertos tipos de injerto en estos pacientes para que no sean entrevistos a través de la piel. El contorneado del hueso y el cartílago debe ser impecable. Cualquier pequeña irregularidad puede notarse una vez que la inflamación posoperatoria haya cedido.

RhinoplastyRhinoplasty

Figure 12a, 12b

Antes y Después de una rinoplastia realizada por el Dr. Bustillo en un paciente de piel gruesa. Nótese la buena definición de la punta.

Por otra parte, en los pacientes de piel gruesa la definición que puede lograrse es más limitada (Figura 12a, 12b). Empleo varias técnicas a fin de lograr la máxima definición posible. Por ejemplo, uso injertos en la punta de la nariz para ayudar a “empujar” la piel gruesa y obtener definición. Además, afino la piel desde dentro para mejorar la definición. El uso de rinoplastia estructural es muy importante en pacientes de piel gruesa. La punta de la nariz debe fortalecerse para combatir el peso adicional de la piel gruesa. Si la punta no se fortalece, el peso adicional de la piel va a tender a bajarla, perdiendo definición y proyección. Los pacientes de piel gruesa también pueden presentar una inflamación prolongada y mayor demora en la cicatrización de tejidos. En ocasiones utilizo inyecciones de esteroides para ayudar a bajar la inflamación.

¿Es la Rinoplastia apropiada para usted?

La decisión de hacerse una operación de rinoplastia es muy importante y personal. Usted debería consultarlo con su médico y su familia. A la mayoría de los pacientes que se someten al procedimiento, los resultados les cambian la vida. Los pacientes describen un aumento de la confianza y la autoestima. Llegan a sentirse más cómodos en su entorno social y mejor al ser fotografiados. De hecho, muchos pacientes se preguntan por qué esperaron tanto tiempo para operarse.

El candidato ideal para la rinoplastia es una persona saludable que no está satisfecha con su nariz y le gustaría mejorarla. No hay una edad ideal para la rinoplastia, yo opero pacientes de quince años en adelante. Las mujeres pueden operarse a partir de los quince y los hombres a partir de los dieciséis.

El paciente debe tener una expectativa adecuada antes de someterse a la cirugía. A pesar de que con las técnicas modernas de la rinoplastia los resultados son mejores que nunca, existen aún limitaciones. Es importante que el paciente comprenda perfectamente lo que se puede lograr. La comunicación clara entre el paciente y el cirujano es vital. Yo utilizo simulaciones con imágenes computarizadas que me ayudan a comunicarme con los pacientes.

Los cirujanos son seres humanos y por lo tanto no son perfectos. Pese a que la mayoría de los pacientes de rinoplastia disfrutan los beneficios de un contorno nasal mejorado, es importante recordar que la cirugía, como cualquier otra acción humana, no es perfecta. Un cirujano rinoplástico capacitado puede alcanzar casi la perfección. Este logro es el resultado de la conjunción de las habilidades del oficio, la impecable técnica quirúrgica y la cicatrización adecuada dentro de la nariz.

Consulta

Rhinoplasty

Figure 13a, 13b

Ejemplo de un paciente con una nariz bulbosa y ancha (vista frontal y desde la base).

El proceso de consulta comienza con una conversación sobre las características y preocupaciones específicas relativas a la apariencia de la nariz. Cualquier problema funcional se discute en este momento. Por ejemplo, el paciente debe comunicar si existe una obstrucción nasal. Esta se corrige a menudo durante el procedimiento de la rinoplastia.

A continuación se realiza un examen físico exhaustivo. Se revisan las fosas nasales. Se examina el tabique para detectar desviaciones y cualquier inflamación o hinchazón de los cornetes. Se le pide al paciente que inhale por la nariz para observar las válvulas nasales internas y externas. Cualquier hallazgo realizado en este examen se tiene en cuenta en la cirugía para ayudar a mejorar la respiración.

Rhinoplasty

Figure 14

Ejemplo de nariz débil y “caída”.

La parte externa de la nariz se examina y palpa cuidadosamente. Se revisa el dorso o puente nasal para detectar gibas que deban reducirse. Se palpan los huesos de la nariz en busca de irregularidades, asimetrías o curvaturas. Luego se examina y se palpa la punta de la nariz. La punta se examina para comprobar el relleno y el ancho (Figura 14). Se examina la proyección, que es el largo de la nariz desde su base hasta la punta. Las narices largas o demasiado proyectadas (Figura 15) pueden acortarse y aquellas que son demasiado cortas se pueden alargar.

Rhinoplasty

Figure 15

Ejemplo de nariz excesivamente proyectada.

Se analiza la rotación de la nariz, que es el ángulo de la punta en relación a una línea vertical imaginaria dibujada en la base de la nariz. Las puntas nasales “caídas” o de baja rotación (Figura 15) se deben levantar, mientras que aquellas que presentan una rotación excesiva y se ven como “narices de cerditos” deben ser llevadas hacia abajo. Ciertas puntas de nariz que se mueven cuando el paciente habla o sonríe, pueden requerir un fortalecimiento.

Imágenes computarizadas

A continuación se toman fotos pre-quirúrgicas y se genera una imagen computarizada. Las imágenes computarizadas involucran la manipulación digital de la imagen del paciente para evaluar distintos contornos nasales (Figuras 16a, 16b, 16c). Esta es una herramienta de comunicación fantástica, que permite alinear los deseos del paciente con el cirujano. De hecho, yo quiero que el paciente participe en el proceso para tener su opinión cuando genero las imágenes computarizadas (Figura 16d, 16e). Siempre le muestro la imagen generada por computadora que creo posible lograr. El uso de imágenes computarizadas me permite tener una comprensión clara del objetivo estético del paciente, y permite al paciente tener una idea clara de lo que yo creo quirúrgicamente posible.

Rhinoplasty

Figure 16a

Vista lateral preoperatoria de una paciente femenina.

Rhinoplasty

Figure 16b

Imagen computarizada, que muestra los cambios propuestos para esta paciente. Se eliminó la giba y se rotó y definió la punta.

Rhinoplasty

Figure 16c

Resultado posoperatorio.

 

Rhinoplasty

Figure 16d

Vista preoperatoria del perfil de una mujer.

Rhinoplasty

Figure 16e

Resultado posoperatorio.

Preparación

Es necesario que los pacientes se hagan análisis de laboratorio preoperatorios antes de la cirugía. A algunos pacientes, según su edad y condición médica, se les pide un certificado de su médico general antes de la operación. Diez días antes de la operación se deben suspender las aspirinas, los antiinflamatorios (naproxeno, ibuprofeno) y las vitaminas como la A, ginkgo bilova y hierba de San Juan (hipérico), porque pueden interferir con la coagulación sanguínea y causar hematomas. También se debe evitar el alcohol desde cinco días antes para prevenir la inflamación. Se les pide a los pacientes que comiencen a ingerir dosis altas de vitamina C dos semanas antes y hasta dos semanas después, para favorecer la cicatrización y reducir la inflamación.

Anestesia

La cirugía rinoplástica se realiza en régimen ambulatorio en un centro quirúrgico certificado por la American AssociationfortheAccreditation of AmbulatorySurgicalFacilities (AAASF). Como yo creo que los pacientes se recuperan mejor fuera de un ambiente hospitalario, pueden regresar a su casa o a su habitación de hotel el mismo día, una vez recuperados. Todas las cirugías son asistidas por anestesistas certificados, que forman parte del Departamento de Anestesiología del Baptist Hospital.

La rinoplastia se realiza con anestesia general. Pienso que esta es una técnica segura que me permite concentrarme en la cirugía mientras usted duerme bajo los cuidados de un anestesista. La anestesia general permite al anestesista proteger las vías respiratorias. De esta manera, la sangre o las secreciones que pudieran llegar al fondo de la garganta no entran en los pulmones y se evita su irritación. Por otra parte, la sedación IV no protege las vías respiratorias durante la cirugía nasal. Cualquier secreción que llegue a la zona posterior de la garganta puede entrar a los pulmones y causar irritación y tos. La duración habitual de la cirugía es de unas dos horas.

Riesgos

Como en todos los procedimientos quirúrgicos, en la operación de rinoplastia puede surgir alguna complicación. La hemorragia después de la cirugía se presenta raramente, pero si ocurre, se puede controlar con medidas como la cauterización o el vendaje. El riesgo de hemorragia posoperatoria es de alrededor del 1%. Existe también el riesgo de infección, que es extremadamente raro y ocurre en menos del 1% de los casos.

Recuperación

La noche de la cirugía debe transcurrir con tranquilidad, con la mínima actividad posible. Lo mejor para las primeras dieciocho horas después de la anestesia es una dieta líquida. La cabeza debe mantenerse alta utilizando dos almohadas para reducir la inflamación. Es aconsejable usar una pequeña bolsa de hielo o semillas congeladas sobre los ojos durante diez minutos de cada hora que pasen despiertos en las primeras 48 horas. Esto ayuda a reducir la inflamación alrededor de los ojos, que desaparece normalmente en cinco días.

A veces se coloca un pequeño algodón en la nariz, que se retira el primer día después de la operación. En el puente de la nariz se coloca un yeso pequeño que se retira a los cinco o seis días del posoperatorio.

Después de la operación de rinoplastia se presenta inflamación en grados variables. Alrededor del setenta por ciento de las inflamaciones ceden en las primeras tres semanas. Se recomienda que no se retomen actividades físicas, como correr o hacer gimnasia, antes de la cuarta semana. En el resto de los casos, la inflamación puede tardar entre cuatro y doce meses en desaparecer completamente.

Los resultados finales de la cirugía pueden no ser evidentes por completo hasta varios meses después, pero la mayor parte de los pacientes se ven mejor que antes de la cirugía apenas se retira el yeso. Los pacientes que se hacen una rinoplastia y quedan sumamente satisfechos son la amplísima mayoría.


Preguntas Comunes

¿Qué es la rinoplastia?
La rinoplastia, o cirugía estética nasal, es un procedimiento de cirugía plástica que mejora la forma y el tamaño de la nariz. El procedimiento puede retirar una giba nasal, cambiar la forma de la punta nasal y fortalecer la nariz. A veces se puede cambiar la forma y tamaño de las fosas nasales. El objetivo de la rinoplastia es, a menudo, lograr una mejor armonía entre la nariz y las otras facciones del rostro y, muchas veces, hasta una suave alteración mejora ampliamente la apariencia del paciente. Si el paciente tiene dificultades respiratorias, el Dr. Bustillo realiza al mismo tiempo una cirugía del tabique y los cornetes.

¿Para quiénes es adecuada la rinoplastia?
La rinoplastia es adecuada para adolescentes y adultos saludables que quieran mejorar la apariencia de su nariz.

¿Se puede realizar la rinoplastia a cualquier edad?
El Dr. Bustillo realiza procedimientos de rinoplastia a partir de los quince años en adolescentes mujeres y los dieciséis en adolescentes varones.

¿Cómo es la consulta para una rinoplastia?
El Dr. Bustillo va atenderlo personalmente durante la consulta. Lo va a examinar y evaluar. Luego le mostrará imágenes de “antes” y “después” y le explicará cómo es el procedimiento quirúrgico de principio a fin. La explicación incluye la técnica quirúrgica que va a usar, el lugar donde se realizará la cirugía, el tipo de anestesia y, paso por paso, cómo va a ser la recuperación. Después usted se reunirá con el coordinador de atención al paciente, que le explicará los detalles de agenda y los costos.

Haga clic aquí para continuar leyendo preguntas frecuentes sobre procedimientos de rinoplastia

® Dr. Andres Bustillo, MD, FACS | Mapa del Sitio | Recursos | Política de Privacidad | Google
6705 Red Rd. #602 Coral Gables FL 33143 USA | Número de Teléfono: 305.663.3380